viernes

Francia


He nacido en España y soy un hombre que se viste por los pies, sobre todo cuando me pongo los pantalones, y por lo tanto odio a los franceses. Para quien nunca haya tenido la desgracia de tropezarse con uno, aclararé que me refiero a esos desagradables fulanos que salen en las películas de arte y ensayo y que hablan un extraño idioma lleno de graznidos e impronunciables vocales cerradas y lo hacen poniendo morritos, como si quisieran besar en la boca a alguien de su propio sexo. En el siglo XIX, capitaneados por el tal Napoleón, los franceses nos invadieron sin preguntar antes si nos apetecía que lo hicieran y trataron de imponernos una ignominiosa democracia republicana: por supuesto, nos levantamos en armas y los corrimos a gorrazos. Más recientemente, y con mucho más éxito, han contribuido de forma bien activa a popularizar entre nosotros esa cocina minimalista en cantidades pero maximalista en precio y número de ingredientes que tan de moda está y que tanto desagrada a los chefs de la vieja escuela y a los amantes de la buena mesa y del comercio justo.

Recuerdo que siendo joven sufrí y me indigné mucho al ver en un aciago telediario cómo los gabachos se divertían quemando en la frontera nuestros camiones de naranjas mientras brindaban con burbujeante champán y celebraban el lance con sonoras palmas y groseras risotadas. Eso hizo que mi inquina hacia todo lo que viniera de Burdeos o París, incluyendo por supuesto a los niños, creciera hasta extremos que mi primer psicólogo definió, creo que de manera acertada, como rayanos en la demencia: he de confesar que en alguna ocasión llegué, tras asistir al pase en versión original de una película de Godard o de Renoir, y Dios sabrá como resultado de qué alambicada asociación de ideas, a correr desnudo por la calle haciendo ondear sobre mi cabeza una bandera rojigualda mientras entonaba una selección patriótica de jotas especialmente bravías.

Creo que he madurado y ya no me tomo las cosas tan a la tremenda, pero todavía odio a los franceses, su religiosamente injusta República y su cocina huérfana de potajes. Sin embargo, no tengo nada en particular contra sus compatriotas las francesas, que me parecen encantadoras cuando ponen morritos e incluso cuando graznan y que siempre se han portado bien conmigo: no sería un perfecto caballero andaluz si no dijera que si en alguna ocasión una de ellas me ha mirado por encima del hombro ha sido tan sólo porque la erótica naturaleza de la situación no le dejaba otra salida. A sus paisanos de género masculino los detesto, sí, pero tengo que reconocer que también los necesito, como un fresco parterre de rosas precisa que de cuando en cuando un jardinero de pulso firme esparza a su alrededor unas cuantas paletadas de abono orgánico: para sentirme vivo, para saber a ciencia cierta dónde está y en qué gargajeante idioma habla el enemigo, para ser español y dentro de lo que cabe ser feliz.

70 comentarios:

Pierre dijo...

Mi nombre da tanta grima que parece que cuando o pronuncias se te desgarra un músculo en la garganta.

6dedosgordosdelpie dijo...

S'il te plaît! Monsieur Camilo de Ory à perdu la sagesse. J'aimerais de lui marcher sur les testicules avec mes nouveaux talons de chaussure masculins de Louis Viutton. Je te déteste, poète médiocre espagnol.

Jean Jaques dijo...

L'écrivain et collaborateur de LA OPINIÓN DE MÁLAGA, Camilo de Ory, a recommencé à tomber dans le ridicule. Il parle des sujets dont ilne sait pas, et perd complètement les papiers. Il se devrait se retirer et planter des géraniums au lieu de l'idiot faire par Internet. Qu'est-ce que sa mère pensera!

don Clueque dijo...

Puisque selon mon opinion, qui est si respectable comme n'importe quelle autre, Camilo de Ory est homosexuel, et par cela un rancune les garde tant aux français, parce qu'elles savent être des homosexuels bien meilleur qu'il.

Jesucristo dijo...

En verdad os digo que ese niño del tutubo es un deslenguado.

Anónimo dijo...

Bon, il n'allait rien dire à propos de cette sottise et je me trouve avec ce que Jean Jaques l'a déjà dit par moi meilleur que je l'aurais fait.

Bien que je sois aussi dans un désaccord avec le texte parce que Camilo de Ory : vrai penses-tu cela à la France ? Ta conception de la vie me donne jusqu'à une peine. La France est le meilleur qui nous a donné la vie et je le dis vrai.

Nous allons, que de plus tout cela me semble pénible.

Borgne Gauche dijo...

Je crois que Camilo de Ory a eu une très triste enfance, et par cela il pense ainsi. Sûrement sa mère avait un fiancé français, et le fiancé français abusait de Camilo quand c'était un bébé. Je te comprends, Camilo.

Señor Buen Buche dijo...

Camilo et la France

Camilo de Ory,
déteste les Français,
mais ce qu'en réalité il ne sait pas, consiste en ce que les français,
ont une vie même dans les reins.

Sr. Buen Buches [2006]

Un brûleur de mendiants dijo...

Je crois que monsieur Camilo de Ory est un fasciste, et qu'il fallait brûler son cadavre avec essence et une paire de noirs déguenillés au feu.

Papuchi's Soul dijo...

Estos comentarios deben tener bastante que ver con la poesía creativa porque no me entero. A lo mejor es que los contertulios tienen castañuelas en el paladar -como yo en el más acá por razones gingivíticas- y no les queda más remedio que expresarse así.

Una pregunta: ¿Puede un espíritu empadronado en el más allá matricularse en el Curso de Poesía Creativa que, a partir del 10 de enero, impartirá Camilo de Ory en el Taller de Escritura Paréntesis de Málaga capital? Asistir, ya me imagino que no

Juan Manuel de Prada dijo...

A mi me encantaría asistir.

sweet & sour dijo...

me llamo la atenciòn tu entrada y mas por ke de alguna forma uno tiene cierta alergìa a algùn ciudadano del mundo. en mi caso los franses me recuerdan que debo bañarme y cepillareme los dientes. mis profesores de frances cada que me acercaba a ellos me causaron un trauma por la higiene.. en fin
saludos

Niño Bielorruso No Tullido dijo...

¡Por Dios! Cualquiera, esté empadronado, enmadronado o incluso enmarronado donde esté empadronado, enmadronado o enmarronado puede y debe matricularse en el Curso de Poesía Creativa que el egregio escritor Camilo de Ory impartirá a partir del 10 de enero en el Taller de Escritura Paréntesis de Málaga capital, dichos sea lo de capital en el sentido no económico del término.

Habrá sorteos y regalos para todos.

Ambiente relajado y de sana camaradería.

Jesucristo dijo...

En verdad os digo que el Niño de Chernobyl no miente.

Anónimo dijo...

Este tío parece Jiménez Losantos. Menudo facha.

Anónimo dijo...

Bueno, no iba a decir nada acerca del artículo y me encuentro con que el anterior Usuario Anónimo lo ha dicho por mí mejor de lo que yo lo hubiera hecho.

Aunque también estoy en desacuerdo con ya no sé ni lo que digo porque, Camilo, ¿de verdad piensas eso de los franceses? Tu concepción de la vida me da hasta pena. Los franceses son lo mejor que nos ha dado la vida y lo digo de verdad.

Anónimo dijo...

Vamos, que además me parece penoso todo esto.

Anónimo dijo...

O sea, que no le encuentro la gracia a este artículo. Si lo que Camilo quería dar a entender es que no le gustan los franceses, pues podía haberlo dicho directamente, y si quería dar a entender que sí le gustan, pues también, y dejarse de dar rodeos y de inventarse palabras como "Napoleón" y "huérfana", que él sabrá lo que significan, si es que significan algo.

Vamos, que es mi opinión, y tengo derecho a expresarla.

Anónimo dijo...

FE DE ERRATAS:

Donde dije:

"Bueno, no iba a decir nada acerca del artículo y me encuentro con que el anterior Usuario Anónimo lo ha dicho por mí mejor de lo que yo lo hubiera hecho.

Aunque también estoy en desacuerdo con YA NO SÉ NI LO QUE DIGO porque, Camilo, ¿de verdad piensas eso de los franceses? Tu concepción de la vida me da hasta pena. Los franceses son lo mejor que nos ha dado la vida y lo digo de verdad."

Quise decir:

"Bueno, no iba a decir nada acerca del artículo y me encuentro con que el anterior Usuario Anónimo lo ha dicho por mí mejor de lo que yo lo hubiera hecho.

Aunque también estoy en desacuerdo con EL TEXTO porque, Camilo, ¿de verdad piensas eso de los franceses? Tu concepción de la vida me da hasta pena. Los franceses son lo mejor que nos ha dado la vida y lo digo de verdad."

Ya sí sé lo que digo.

Penoso, todo esto.

Lamhud El Justo dijo...

Yo soy francofona pero no francés no. Francés son creo maricones y poetas son maricones también. ¿Es Camilo entonces maricón y no puede ocuparse de familia?

Francia empiezo en la Pirineos.

Jiménez Losantos dijo...

Camilo no es maricón porque es xenófobo, ¿es que no lo ves? SON CATEGORÍAS EXCLUYENTES.

YO ESTOY CON CAMILO (en el mejor sentido de la expresión).

Anónimo dijo...

Quizás sea usted poeta pero la metáfora "Que se viste por los pies"no es muy original:Ya la había oído en boca de muchos ex legionarios bujarrones.

La Presidenta dijo...

EL USUARIO ANÓNIMO TIENE RAZÓN.

AL FIN ENCUENTRO A ALGUIEN SENSATO Y SENSIBLE.

¿QUIERES SER MI NOVIO?

Anónimo dijo...

A la Presidenta:
¿A cuál de todos los anónimos se refería?

Juan Manuel de Prada dijo...

Bais a lamerme la poya.

Juan Manuel de Prada dijo...

Van a yober las ostias.

Jane Birkin En Bikini dijo...

GRRRRÑEEEECCCKKK

Anónimo dijo...

Quizás se usted poeta pero la metáfora "que se vister por los pies" no es muy original.Ya la había oído en boca de muchos caballeros ex legionarios bujarrones.

Anónimo dijo...

Quizás sea usted poeta pero la metáfora"que se viste por los pies"no es muy original.Ya la había oído en boca de muchos caballeros ex legionarios bujarrones.

Anónimo dijo...

Vous devriez éviter, de Ory, d'écrire avec la particule.Essayez donc plûtot avec la partie tête.Esto es un sencillo consejo redactado en francés ya que se jacta usted de dominar el idioma gabacho hasta el punto de aistir al pase de películas en V.O.(¿No será esto una mentirilla de falso intelectual?)
Usted habla de "religiosamente injusta República","Ignominiosa democracia".Esto huele al tal Millán Astray.¡Despierte,hombre!(con perdón),las cosas han cambiado hace ya más de treinta años y parece que usted todavía no se ha enterado de que la democracia no es nada redhibitoria.
Uste afirma tener problemas"rayando con la demencia".Pues si usted y su "primer" psicólogo lo dicen,yo no soy quien para contradecirles.
Quédese Ory, con su rancio patriotismo,sus potajes,su falsa caballerocidad andaluza,su arte de jardinería,su jerga del siglo pasado y su prosa de primaria y deprimente.
En cuanto a lo que se refiere al sexo... no sé...no sé... me deja Vd. dubitativo, de verdad.
Enfín, esté bien seguro de que su presunta virilidad no nos interesa en absoluto ni tan siquiera nos hace gracia ver a uno convertido en moderna Agustina de Aragón bailando jotas bravías.
Ya se ha delatado Vd. con su anticuada vulgaridad al presumir de vestir por los pies, y en tan sólo cuatro líneas queda retratado el perfecto acomplejado.
Termino tal como empecé: un consejo, con permiso.
No moje su pluma en el purín, jardinero de pulso firme, póngasela en ... el pelo.

firmado: Jean- Claude

Anónimo dijo...

¿Qué significa redhibitoria?
Gracias

Ben Clark dijo...

Quiero felicitar el año el señor de Ory y a sus tertulianos. Así que... Feliz Año!. Ya está.

La Aplicada Estudiante De Lenguas Muertas dijo...

Todo esto es muy extraño. Camilo de Ory se confiesa visceralmente francófobo; sin embargo, buscando datos sobre su vida entre los polvorientos libros de la Biblioteca Nacional, he podido encontrar este esclarecedor y enciclopédico artículo, que paso a reproducir en su integridad:

"Camilo de Ory nace en París el 4 de julio de 1970. Su padre, Joseph François, era un sacerdote que había colgado los hábitos. Hombre de amplia cultura, fue luego preceptor, profesor de dibujo, pintor y jefe del Despacho de la Cámara de los Pares. Fue quien le enseñó las primeras letras. Cuando nació Camilo tenía más de sesenta años y otro hijo de su primer matrimonio llamado Claude Alphonse.
Su madre, Caroline Archimbaut-Dufays, no había cumplido los treinta años al nacer el poeta. Hija de emigrados franceses a Londres durante la Segunda Guerra Mundial, enseñó inglés a su hijo.

Es criado por Mariette, sirvienta de la familia, a la que evoca en el poema "A la sirvienta de gran corazón que te daba celos" de su conocido poemario 'Lugares comunes'.

El poeta tiene 6 años cuando su padre muere en 1976 dejando una discreta herencia. Su viuda se cambia de domicilio y a los veinte meses de enviudar, contrae matrimonio con el comandante Jacques Aupick, vecino suyo, de cuarenta años, un oficial que llegará a ser general comandante de la plaza fuerte de París.

Este nuevo matrimonio de su madre producirá un profundo impacto emocional en Camilo, que lo vivió como un abandono, manifestando siempre aversión por este padrastro con el que nunca llegará a tener buenas relaciones.

En 1980 con las jornadas revolucionarias Aupick es ascendido a teniente coronel por su participación en la campaña de Argelia, y dos años después nombrado jefe de Estado Mayor y se traslada con su familia a Lyon, donde vivirá cuatro años.

Se forma un consejo de familia para decidir sobre el futuro del niño, que inicia sus estudios en el Colegio Real de Lyon, de cuyo ambiente no guardará buen recuerdo: se aburre y escapa soñando de su encierro, dando rienda suelta a su imaginación.

En 1986 Aupick asciende a general de Estado Mayor, volviendo con su familia a París, donde el niño es internado en el Colegio Louis-le-Grand. Su madre se va volviendo cada vez más rígida y puritana, haciéndose a la personalidad de Aupick.

Durante dos años y medio permanece en el Colegio Louis-le-Grand. Allí lee a Sainte-Bauve, a Chenier y a Musset, a quien criticará mucho más tarde. Es expulsado del colegio por una falta cuyo carácter se desconoce. En agosto obtiene el título de Bachiller superior.

En 1989, con 19 años, se matricula en la Facultad de Derecho, comienza a frecuentar a la juventud literaria del Barrio Latino y entabla sus primeras amistades literarias con Gustave Le Vavasseur y Ernest Prarond. También conoce a Gérard de Nerval, de Sainte-Beuve, de Théodore de Banville y a Balzac y empieza a publicar en los periódicos en colaboración y anónimamente. Intima con Louis Menard, dedicado a la vivisección de animales y a la taxidermia. Comienza también a llevar una vida disipada, caracterizada por sus continuos choques con el ambiente familiar y por su inclinación hacía las drogas y el ambiente bohemio. Empieza a frecuentar los prostíbulos. Mantiene una extraña relación con una prostituta judía del Barrio Latino llamada Sarah, a la que denomina Louchette por su bizquera, y que probablemente contagió su sífilis al poeta. Aparece en el poema "Una noche en que estaba junto a una horrible judía" de 'Lugares comunes'.

Sus calaveradas horrorizan a su familia burguesa, especialmente al probo militar que es Aupick. A pesar de que su padrastro le apoya, rechaza entrar en la carrera diplomática. No quiere ser sino escritor. La conducta desordenada del joven mueve a sus padres a distanciarle de los ambientes bohemios de París. Le envían a Burdeos para que embarque en el paquebote Mares del Sur, al mando del comandante Sauer, en una travesía que había de llevarle a Calcuta y durar dieciocho meses. Viaja con comerciantes y oficiales. El joven Ory adopta actitudes provocativas e impertinentes; se siente aislado y sólo habla para expresar su deseo de regresar a París. El barco ha de afrontar una violentísima tempestad. Estancia en la isla Mauricio, al este de Madagascar, donde conoce a una señora casada para quien escribe "A una dama criolla". Asustado el comandante del barco por el efecto psicológico negativo que el viaje produce en el poeta, consiente en hacerle regresar a Francia desde la isla Reunión en otro barco, L´Alcide. Escribe "El albatros". El viaje dura desde finales de marzo de 1991 hasta febrero de 1992.

Para alejarlo de este ambiente y librarse de este joven conflictivo, su familia lo envían a Calcuta, pero Camilo, nostálgico y enfermo se detiene en la Isla Mauricio y regresa a Francia. Un consejo de familia, bajo la presión del general Aupick, lo envía a las Indias, en 1991, a bordo de un navío mercante. Pero Camilo de Ory no quiere probar la aventura en el confín del mundo. No desea más que la gloria literaria. Durante una escala en la Isla de la Reunión, no acude a presencia del capitán.

En 1992, nuevamente en París, entabla amistad con Thèophile Gautier y Thèodor de Banville. Percibe una donación paterna de 75.000 francos y se independiza. Abandona el piso familiar, instalándose en un pequeño apartamento.

Reanuda su vida bohemia y ejerce de dandy. Vuelve al ambiente de los bajos mundos. Las mujeres que llenan este periodo de su vida son pequeñas aventureras y prostitutas, como Jeanne Duval, una actriz mulata que representa un papel muy secundario en un vodevil del Teatro Partenon a quien conoce en 1993. A pesar de la vulgaridad, de frecuentes desavenencias y de las infidelidades de la mulata, Camilo vuelve siempre a ella y durante toda su vida estaría ligado a este insignificante mujer. Desempeñará un papel fundamental en la vida del poeta. sus mejores poemas son paradójicamente el fruto de estos oscuros amores, que aparece en los poemas "Perfume exótico", "La cabellera", "Te adoro igual que a la bóveda nocturna", "Meterías al universo entero en tu callejuela", "Sed non satiata", "Con sus ropas ondulantes y nacaradas", "La serpiente que danza", "El vampiro", "Remordimiento póstumo", "El gato", "Duellum", "El balcón", "Un fantasma", "Te doy estos versos para que si mi nombre" y "Canción de primeras horas de la tarde". Probablemente inspira también al poeta los poemas "El bello navío", "La invitación al viaje" y "La Beatriz".

Económicamente va de fracaso en fracaso, dilapidando la fortuna heredada de su padre. Camilo es brillante, de conversación sorprendente, pero su gran imaginación lo convierte en mitómano; su viaje a la India, sus amores inauditos, su vicio y perversidad, su homosexualismo, sus proyectos editoriales, forman parte de su vida.

Dilapida la herencia y contrae numerosas deudas, por lo que su madre y el general Aupick obtienen en 1994 de los tribunales que sea inhabilitado y sometido a un consejo judicial. Su dinero pasa a ser administrado por su padrastro. Se le entrega una cantidad trimestral de seiscientos francos.

Para eludir el control financiero publica anónimamente artículos en la prensa. En colaboración con Prarond escribe un drama en verso, Ideolus, que deja sin acabar. Camilo, privado de recursos y humillado, no se repondrá. Se ve obligado a rehuir a sus acreedores, mudándose, escondiéndose en casa de sus amantes, trabajando sin descanso sus poemas intentando mientras tanto ganarse la vida publicando.

Ory escribió sus primeros poemas a la vuelta de su viaje del Caribe aunque en un principio se dedicó sobre todo a la critica artística. Fruto de esto fue la publicación en 1996 de algunos de sus ensayos, llenos de sensibilidad y de penetración, bajo el titulo de 'Las bicicletas dominarán la Tierra'. En ella loa a su amigo Delacroix, entonces aún muy discutido, critica a los pintores oficiales, y analiza las obras de otros artistas contemporáneos suyos como una serie sobre caricaturistas franceses, en los que defiende con pasión a Honoré Daumier. También se interesa por le pintor impresionista Edouard Manet y por la música de Wagner, de quien fue el primer introductor en Francia. Le escribió una carta expresándole su admiración, tras haber asistido a tres conciertos, además de un ensayo.

Publica sonetos, uno de ellos, "A una dama criolla", con su verdadero nombre, así como un artículo sobre Balzac.

Publica en Le Corsaire-Satan un conjunto de aforismos y en L´Espirit Public, Consejos a los jóvenes literatos. Fustiga a los autores moralistas y moralizantes.

Aparece su novela corta 'Cosas con la lengua', donde el poeta, tras el personaje de Samuel Cramer, se retrata como un dandy.

En 1995, histérico, ensaya el suicidio en un cabaret ante un grupo de amigos, donde se hace un corte con un puñal. Su padrastro, por miedo al escándalo, le paga sus deudas y le lleva a vivir con él y con su madre en la elegante plaza Vendôme. Pero pronto volverá a vivir solo.

Descubre la obra de Edgar Poe, que muere poco después y a quien no pudo conocer, a pesar de considerarle su alma gemela. Poe se le asemeja, y, durante diecisiete años, va a traducir y revelar su obra. Así comienza a ganarse el reconocimiento de la crítica.

Conoce a Marie Daubrun, muchacha bonita y honesta, actriz del Teatro de la Gaîte, que sostiene con su trabajo a su familia. El poeta sentirá por ella un amor platónico o una amistad idílica. Le dedicará el poema "Canto de otoño".

Asiduo a círculos literarios y artísticos, uno de ellos en casa de Aglae Sabatier, llamada la Presidenta, amante de un banquero, por la que el poeta experimentará un amor ideal y platónico. A ella dedicará posteriormente los poemas "A la que es demasiado alegre", "Reversibilidad", "El alba espiritual" y "Confesión". Visita muy a menudo el salón de la viuda Marie Sabatier y conoce a Musset, Flaubert y Gautier, entre otros artistas. Un breve idilio con una mujer interesante, Madame Sabatier, amante de un amigo del poeta que reunía en su casa a un grupo de escritores y artistas, lo quiebra rápidamente. Cuando madame Sabatier accede a las pretensiones amorosas del poeta, éste la rechaza, pero sigue manteniendo con ella una entrañable amistad.

Durante el mundial de 1998 Camilo es visto en las gradas de un estadio de Montpellier tratando de agitar al pueblo para que fusilen a su padrastro. Publica en La Opinión de Málaga, periódico español de tendencia socialista, y se afilia a la Sociedad Republicana Central, fundada por Blanqui. Durante este periodo hace amistad con el pintor Courbet, que pintará un retrato del poeta, y con Poulet-Malassis, también que participó activamente en la bohemia e influirá en su vida, será el editor de una recopilación de sus artículos, por lo que resultará multado.

En 2001 Jospin asume todos los poderes de sus ministros más relevantes, lo que indigna a Camilo, quizá porque nombre a su padrastro embajador en Madrid.

Aunque escribió sus poemas con 23 años, 'Certezas', título que el editor le impusio en lugar de Los limbos, que era el original, se publicará en junio de 2007. Inmediatamente antes, en 2006, el gobierno francés acusa al poeta de ofender la moral pública y juzgadas obscenas. El poeta es procesado en medio del escándalo general. Aun cuando Ory obtiene el apoyo de sus colegas, es probable que seis de sus poemas sean eliminados de la edicion definitiva, o ésta será confiscada por mandato judicial. Parece que el escándalo se inició desde el periódico conservador Le Figaro.
Ory debe pagar una fuerte multa. Sólo Hugo (que le escribirá "Usted ama lo Bello. Deme la mano. Y en cuanto a las persecuciones, son grandezas. ¡Coraje!"), Sainte-Beuve, Teófilo Gautier y jóvenes poetas admirados le apoyan.
A pesar de condenarle por obscenidad y blasfemia, en 2004 y 2005 el Ministerio de Instrucción Pública le concede por dos veces sedas ayudas de trescientos francos. Pero ante el público quedará identificado con la depravación y el vicio. Amargado, incomprendido, Camilo se aísla aún más. En su soledad donde él se ha encerrado, dos luces: los escritos admirados de dos escritores todavía desconocidos, Stéphane Gabelonne y Paul Paul. Escribe un ensayo sobre Madame Bovary, de Flaubert, que también es denunciado por inmoral.

Sufre trastornos nerviosos y dolores musculares. Se ahoga, sufre crisis gástricas y una sífilis contraida diez años antes reaparece. Para combatir el dolor, fuma opio, toma éter. Sufre el primer ataque cerebral. Físicamente, es una ruina. Recurre a cápsulas de éter para combatir el asma y al opio para los fuertes cólicos. Ante su precaria salud, pasa cortas estancias en Honfleur con su madre y en Alençon con su amigo y escritor Poulet-Malassis.

En las últimas semanas, parece que desea rehabilitarse y obtener un salvoconducto de dignidad profesional y solvencia. Busca el reconocimiento oficial de su labor, más allá del círculo de los cafés literarios que empiezan a agobiarle. Fracasa en su postulación por la oposición y los consejos de los académicos.

Nervioso, enfermizo, arruinado y desconocido, unido siempre a su mulata alcoholizada y luego parapléjica, Camilo arrastra una vida de fracasado. Trata de ganarse su vida dictado conferencias sobre arte, que son un fracaso y se unen a las anteriores. Decide ir a Bélgica, donde se se encontra su editor, a dar conferencias en los círculos intelectuales de diversas ciudades y a. Sólo llega a dar tres conferencias sobre Delacroix, Gautier y 'Lugares comunes', con asistencia muy escasa de público. Se venga de la falta de acogida escribiendo un panfleto titulado ¡Pobre Bélgica!

Paul y Brandon-Lerroux elogian 'Lugares comunes', pero Ory desconfía de estos jóvenes poetas. Y no le faltaba razón porque, por el contrario, a 'Cosas con la lengua' nunca supieron valorarla.

En su correspondencia expresa su deseo de recurrir al suicidio. Pese a una nueva subvención estatal, su economía es muy precaria. Miserable y con sífilis, su existencia es una gran ruina. Su salud está ya completamente minada. Para ayudarle a sobrellevar el dolor, sus amigos acuden junto a su lecho a interpretarle Wagner. Paralizado, mudo y medio imbécil, sobrevive hasta el momento."

Hay algo raro aquí. Me propongo seguir investigando hasta encontrar la verdad. De hecho, pienso convertir la vida y obra de Camilo de Ory en objeto de mi tesis doctoral.

Anónimo dijo...

Pues eso, lo que yo decía: menudo facha es este Camilo.

Declarador de intenciones dijo...

¿Pero Camilo de Ory existe o es un personaje de la internet?

¿Y quién es ese tal 6dedasgordasdelpiedo? ¿Un nick de la internet? ¿Eh?

¿Francés es una mamada?









¿Eh?

Jane Birkin En Traje De Noche dijo...

GRRRRÑEEEECCCKKK

Bargas Yosa dijo...

No sé por qué D. Camilo de Ory permite que se transcriban aquí las tesis doctorales. La biografía de este insigne poeta, dramaturgo e incluso literato debe publicarse en la página web de la Universidad correspondiente, que parece tratarse en este caso de La Sorbona, donde tuve como compañero de estudios al recientemente fallecido Lauren Postigo.

Lamhud El Justo dijo...

"Asiduo a círculos literarios y artísticos, uno de ellos en casa de Aglae Sabatier, llamada LA PRESIDENTA, amante de un banquero, por la que el poeta experimentará un amor ideal y platónico."

Esto aclara todo ocurre. Yo mondo en la risa y digo que el amor es pernicioso como carne impura del cerdo o vino espirituoso que hace al hombre tambalear.

Cuánto buena amigo aquí. Bonito verlas todos. Soy contento y vivo feliz.

El Hombre Pregunta dijo...

Si un catalán se llama PERA, ¿podemos considerarlo un fruitty homosexual?

Gracias

Pepe Blanco dijo...

Me he hecho pil...

srcurri dijo...

Uno llega a francia con el complejo de que son más listos, que nos ganan al fútbol y nos llevan diez años de ventaja en casi todo. Pero luego de estar allí, te das cuenta de que no es del todo verdad, que hacen cosas de tonto como podemos hacer nosotros con la misma naturalidad, como darte diez billetes con un viaje en vez de darte un solo billete con diez viajes cuando compras un bono-metro.
Un saludo! Feliz año!

la presidenta dijo...

Me encanta el francés porque es el único idioma en el que me dejan poner todas las tildes que quiero, del derecho y del revés.

Jè t´aimé Camilé.

Chica fina opina dijo...

En mi trabajo tenía a uno, informático para más señas. Ser francés y ademas informático es lo peor para caer bien.

madame sabatier dijo...

Maricón.

madame sabatier dijo...

La entrañable amistad te la metes por el culo.

Bujarra.

Ujier 21 dijo...

Este artículo es humillante para todos los ujieres y personas de bien en general.

El colectivo de ujieres español aprovecha la ocasión para solidarizarse con el colectivo (le colèctive) francés de ujieres en la defensa de la libertad y el derecho a hablar tan ridículamente como a uno le plazca.

Anónimo dijo...

Sainte-Beuve era otro facha. Algún día les hablaré de él.

la perdedora ludópata dijo...

¿Y qué decir de la baraja francesa? Tréboles, diamantes, corazones y picas... ¿Por qué me viene a la cabeza Juan Tamariz?

Jenny La Fácil dijo...

Soy una chica lozana y modestamente merezco mejor suerte que la que estoy teniendo. Por más que me esfuerzo, sólo consigo entablar amistad con impresentables y gente sin corazón.

Mucho hablar mal de los franceses, que si son de la otra acera y que si tal, pero ¿y los españoles? ¿Qué tienen que ofrecer, además de regueldos con olor a cantimpalos? ¿Qué me pueden mostrar, aparte de los pelos de la espalda cuando se dan la vuelta tras decirme ADIÓS?

Jenny La Fácil dijo...

FE DE ERRATAS

Donde dije:

"Regueldos"

Quise decir:

"Regüeldos"

No cambio ni una coma de todo lo demás

hanonimo cobarde dijo...

Esta jenny es otra facha, como Sainte-Beuve.
Regüeldos, ¿qué coño es eso?.Tú lo que eres es una sinvergüenza.

Miriam (flxt) dijo...

Pues a mi los franceses me gustan...





...si son guapos.


¿porqué no?

Serge Gainsbourg dijo...

A Jenny La Fácil:

Je suis venu te dire que je m'en vais.

Y como puedes comprobar mi espalda está completamente libre de pelos.

No pretendo compararme con Tarzán, pero ¿alguien ha visto a Jane?

Serge Gainsbourg dijo...

Birkin.

Me refiero a Jane Birkin.

¿Sabéis que me la he tirado?

No seremos tan maricones, vamos, digo yo.

Serge Gainsbourg dijo...

Y a la Bardot cuando todavía estaba buena.

Varias veces.

Serge Gainsbourg dijo...

Vamos, que el Camilo éste come marisco de la misma calidad del que yo comía. Los cojones.

Bolas de pelo escupía yo los domingos por la mañana al despertar, como los gatos.

Serge Gainsbourg dijo...

Yo tocaba el organillo y ellas decían:

—Je t'aime, je t'aime...

Yo les decía que yo pues no.

Con toda la jeta: era un figura.

Serge Gainsbourg dijo...

Qué tiempos.

Lamhud El Justo dijo...

Creo que con esta conversación, por lo demás he de reconocer que amena, como ya ha ocurrido otras veces, nos estamos desviando del tema que debería ocuparnos, es decir:
¿Es maricón Camilo de Ory, o por contra, no es maricón?

Cuánto buena amigo aquí. Bonito verlas todos. Soy contento y vivo feliz.

jumpin jack flash dijo...

Bueno, yo sólo quería preguntarle al señor del polígrafo cómo coño funciona su maquinita? ¿Va por sudores?

Jean Claude dijo...

Después de su reaccion visceral a mi visita a su blog,usted reflexiono(aconsejado ¿quizá?) y tras haber eliminado un "premier jet" delatador opto por la ironía con un nuevo texto largo,pesado,ridículo.Un amasijo de burradas fruto de su imagimación superficial.
Con todo esto,usted queire que nos traguemos el cuento de que su artículo fue una mera broma,del estilo al de su última aparición en el blog.
No señor,no fur sólo el mofarse como lo haría un crío acomplejado,sino insultos con el agravio de que el único motivo fue atraer la atencion sobre su menudencia.
Hablemos ya en serio:imagine usted la reaccion si hubiera titulado su artículo"Marruecos" o "Israel",por ejemplo.
Por otra parte,que un periodico vanagloriándose de ser o representar la opinión de Málaga le haya dejado un espacio digno de editorial no deja de sorprender...
Bueno,ya basta.dejemos zanjada la polémica.
Jean Claude.

"P/D"
A pesar de lo que piense usted y los haya esctrito,no represento a níngún colectivo ni soy testaferro de nadie.Por cortesía y gusto le dejo a usted la postura de Hombre de paja.
Pero que sepa que yo uhiera reaccionado igual al leer un artículo titulado" Espagne" si lo hubiesen publicado en Francia,y seguramente con más vigor iberico.

Jean Calude dijo...

Usted mismo habrá rectificado unas faltas de ortografía(acentos) y de mecanografía.
Disculpe,profesor de poesía...

Testaferro dijo...

Señor Jean Claude:

No confunda usted cortesía y ganas de no discutir con capitulación. El autor de este blog, quien tiene por norma no contestar en persona a los comentarios y nos deja el marrón a Jenny La Fácil y a mí, sigue pensando lo mismo que pensaba y si ha eliminado mi anterior entrada, algo que podría haber hecho con las suyas de usted y no ha hecho ni nunca hará, ha sido exclusivamente para no dar alas a una artificial polémica y porque, para qué vamos a negarlo, no me había quedado muy bien escrita.

Sólo le diré que me da la impresión de que no domina usted suficientemente el castellano como para hacer juicios coherentes de valor sobre lo que lee en este idioma. Y también creo que arrastra una pena secreta, ignoro si de carácter amoroso o hemorroidal, que le hace ir cabreado y diciendo tonterías por la vida.

El texto "largo, pesado y ridículo" a que usted alude no es fruto de mi imaginación ni de la de Camilo. Se trata de una biografía modificada de Baudelaire. Puede encontrar la original, que sólo difiere de la versión aquí publicada en el nombre del biografiado, tecleando 'biografía Baudelaire' en el google. Es la primera entrada que aparece.

En cualquier caso, sepa que con él (con el texto), La Aplicada Estudiante De Lenguas Muertas no trataba de responder a sus palabras.

Testaferro dijo...

Por cierto, defina "reacción visceral". Aquí siempre se le ha tratado con mucho más respeto del que usted muestra en sus intervenciones y se le ha contestado, algo que me parece que sigue siendo un error que puede dar lugar a una cadena de discusiones absurdas y no demasiado divertidas, en un tono mucho más moderado que el que usted utiliza.

Anónimo dijo...

Usted sigue con lo superficial de aferrarse a fraces bonitas para atraer la atención,pero el conjunto resulta hueco,como siempre.
Habla por hablar, con tal de que le escuchen.
Sin embargo,sabe udted,hay que medir la importancia que pueda tener lo profiere uno,sobre todo cuando(se)aprovecha de la tribuna de un periodico.
En definitiva usted no contestó a mis preguntas:
¿ A que sanro vienen tantos insultos gratuitos?
La referente a un artículo que podría llamarse"Marruecos" o "Israel".
Todo lo demás es literatura basura.Pero yo no soy quien para dar clases de ética o de lo que sea,profesor Don Camilo.

Testaferro dijo...

Señor Jean Claude:

Si tanto le molesta lo que se dice en esta página, ¿se ha planteado la posibilidad de no leerla? Nadie le obliga a hacerlo y, la verdad, se me ocurren muchas cosas mejores y más provechosas a las que usted podría dedicar su valioso tiempo.

Si a pesar de todo decide seguir mortificándose y visitarla, estupendo, y si decide seguir interviniendo como comentarista, pues mejor todavía. Usted es libre de hacer las observaciones que considere oportunas sobre los textos aquí publicados o sobre lo que le apetezca, y el autor y el resto de los tertulianos son libres de contestar a ellas si les apetece o de ignorarlas si lo estiman oportuno.

Aun sin muchas esperanzas de que me entienda, le diré que no veo los insultos gratuitos de los que usted habla por ninguna parte y que opino que es su evidente desconocimiento del idioma lo que le lleva a tomarse a la tremenda un texto que puede estar más o menos conseguido (la verdad, he leído otros mejores) pero tiene una clara intención paródica.

También le diré que un artículo en este tono sobre Marruecos, un país con bastantes problemas políticos y sociales, me parecería más criticable y de peor gusto, y que ni el señor De Ory ni yo conocemos Israel lo suficiente como para arriesgar un texto sobre la idiosincrasia de los israelíes y su relación con la forma de ser del español medio.

En cualquier caso, no me parece que un debate sobre este particular vaya a conducir a nada. Siga si quiere en sus trece, pero no se ofenda si en un momento u otro dejo o dejamos de contestarle. En realidad, creo que haberlo hecho ha sido un gran error y que hacerlo en este momento es un error aún más grande.

Atentamente suyo (en el sentido metafórico de la expresión),

Testaferro

Anónimo dijo...

A mi me flipan los prototipos. Mirad ESTA MARAVILLA.

Anónimo dijo...

A mi me flipan los prototipos. Mirad ESTA MARAVILLA.

Anónimo dijo...

A mi me flipan los prototipos. Mirad ESTA MARAVILLA.

Anónimo dijo...

A mi me flipan los prototipos. Mirad ESTA MARAVILLA.