domingo

Decisiones en grupo


Según Pratchett, la inteligencia de una turba se calcula dividiendo el coeficiente del más tonto de sus miembros por el número de individuos que la integran. No soy tan inteligente ni tan culto como para saber quién diablos es el tal Pratchett, pero voto a bríos que sus palabras me parecen sensatas y llenas de razón. Tampoco soy tan listo ni estoy tan preparado como para entender qué diantre significa eso tan raro de voto a bríos, pero sí me considero dotado de las luces y los conocimientos necesarios para utilizar la expresión con desparpajo en reuniones de trabajo o charlas informales y así arrancar con ella el mudo aplauso de todos y ganarme la ferviente admiración y las simpatías de la parte más sensible de la concurrencia y provocar el desconcierto entre aquellos extranjeros allí presentes que no lleven en el bolsillo un buen diccionario abreviado o en el bolso o mochila uno de mayor peso y por lo tanto de más tamaño.

Cuando veo a un hombre solo tratar de resolver un problema, sobre todo si éste es uno de ésos con trenes que se cruzan a mitad de camino de dos ciudades de nombre arbitrario después de recorrer caprichosas distancias a diferente velocidad y que hay que resolver gestionando un complejo batiburrillo de ecuaciones formadas por un sinnúmero de equis e i griegas elevadas a diferentes potencias y multiplicadas y divididas por toda clase de extravagantes factores o denominadores, tiendo a pensar que va a equivocarse y que su error va a desencadenar de manera irremediable una larga serie de imprevisibles y sucesivos desastres que van a terminar por afectarme de alguna negra forma y en definitiva por hacerme la pascua, y cuando el que se enfrenta al problema es un más o menos nutrido grupo de hombres y no un solitario y atribulado individuo mis sospechas sobre el catastrófico resultado de las operaciones y la nefasta influencia que las desgracias derivadas de éste vayan a tener sobre mi vida presente y futura pasan a convertirse en absolutas certezas, lo cual me sume de inmediato en la más profunda depresión y si no hay demasiados testigos en el desolado llanto.

Esta desconfianza en el talento del populacho, que comparto con el difunto rey Luis XVI y el resto de la ociosa panda de Versalles, a quienes en cualquier caso sus recelos y las precauciones que sin duda tomaron movidos por los mismos no libraron de morir decapitados, me ha llevado en ocasiones a pensar que la democracia no puede ser el mejor sistema político y a estar tentado de defender en todos los foros en los que tengo la ocasión de intervenir la superioridad moral y práctica de otros como la dictadura chivatil y el despotismo ilustrado. No obstante, hasta el momento siempre he recapacitado y hoy por hoy sigo siendo el más firme valedor del derecho del pueblo a tomar sus propias decisiones y a enfrentarse sin ayuda a los líos que dichas decisiones le lleven a buscarse y de paso a buscarme a mí, que no tengo ninguna culpa y no conozco de nada a la mayor parte de los felices miembros del censo electoral ni a los grandes potentados que les controlan a través de la hipnosis y los medios de comunicación y mueven los hilos de nuestras vidas desde la sombra.

21 comentarios:

Anónimo dijo...

La verdad, no le encuentro la gracia al artículo. Si lo que Camilo quería dar a entender es que no le gusta la gente, pues podía haberlo dicho directamente, y si quería dar a entender que sí le gusta, pues también, y dejarse de dar rodeos y de inventarse palabras como "considero" y "abreviado", que él sabrá lo que significan, si es que significan algo.

Es mi opinión y tengo derecho a expresarla.

El detective amaestrado dijo...

Bríos es el próximo candidato de el pueblo de Fago, donde no se andan con chiquitas en las peleas por la alcaldía...
Ayer estuve visité unos lugares comunes, y me quedé mirando frente a un instituto, público por mas señas. Ya le contaré...

srcurri dijo...

Ya lo decia Aristoteles, no? Que la democracia era la peor forma de gobierno. Pero bueno, no tenemos mucha alternativa, nos tenemos que quedar con el mal menor porque estamos obligados a ser sociales.
Asi en seco, es duro, pero con vino todo es mejor.
Brindo por ello y la humanidad!

lagata dijo...

Pues yo, cuando veo a según quién manifestándose por según qué, constato que es lo único bueno de la democracia: que esos según quiénes puedan salir alegramente a la calle a manifestarse, aunque sea en contra de algo fundamental en una democracia, a saber: la negociación y el diálogo.

Pues eso, a brindar. Por el vino mismo, por ejemplo.

la señorita Haze dijo...

Bueno, lo primero es lo primero: un punto positivo, don Camilo.

Y ahora sí: mi voto, democrático y a favor, por ese brindis, ya sea por el vino, por la humanidad, por las decisiones.. La excusa es lo de menos.

Salud!

Running Harry dijo...

Por ahí vienen...

Son los Hedonistas. Con sus petas.

Running Harry dijo...

¡Fascistas!

Running Harry dijo...

¡¡¡Vosotros, fascistas, sois los hedonistas!!!

Running Harry dijo...

¡¡¡Redhibitorios!!!

obserbadora himpenitente dijo...

Camilo comenta borracho en otros blogs.

No es el De Quincey de Málaga, no. Es un troll y tiene lo que se merece.

Anónimo dijo...

Bueno, no iba a decir nada acerca de Camilo y veo que La Obserbadora Himpenitente ya lo ha dico por mí mejor de lo que yo lo hubiera hecho.

Aunque también estoy en desacuerdo con el texto porque, Camilo, ¿de verdad piensas eso de las decisiones en grupo? Tu concepción de la vida me da hasta pena. Las decisiones en grupo son lo mejor que nos ha dado la vida y lo digo de verdad.

Vamos, que además me parece penoso todo esto.

Ahora me boi de putas y mañana a la puerta de la asociación de mujeres mastectomizadas a ver cómo entran y salen las tías sin tetas, que es que cuando las veo con esa caropla que me llevan me troncho de la risa.

Eso sí es humor del bueno, y no esta MIERDA.

Ahí os quedáis, pringadillos.

El Gran Chimp dijo...

En grupo, las orgídas!

Eddy Lebowski dijo...

He estado a punto de poner pies en polvorosa al leer "voto a bríos", pero quedarme ha sido una buena idea pues no he entendido nada.

puto ignorante de la vida dijo...

Creo que deberían todos uds. releer el último comentario hecho por tiquismisquis en el escrito anterior acerca de las fiestas. Os puedo asegurar que es lo más cojonudo que yo, un puto ignorante de la vida, he leido en muchos meses.
Al decir lo de todos uds. me he quedado un pelín embobado y pensativo... ¿hay álguien ahí?
Cuantos adeenes diferentes podriamos encontrar en este blog?
La pregunta queda hecha y el premio es un pase gratuito para ver morir al Sr. de Chaos.
Hipnotízados estamos, gran verdad que conduce a la contrahipnosis.
Huyan, todavía están a tiempo!

husuario Hanonimo dijo...

Fascista, Losantiano, muera Trotski.

ángela lansbury dijo...

Oh, por fin otro nuevo misterio que resolver, tras el de la apocaplipsips now.

Hay nueve ADN´S: uno se parece a Calamaro, otro es descendiente directo de Franco, hay un menor, un superdotado y un putón verbenero.

De las cinco pistas de los nueve adeenes, una es falsa y dos se funden en el mismo ADN.

Y de los otros andenes le paso el relevo a la señora de la limpieza de Scotland Yard.

ángela lansbury dijo...

Y hay un robot, pero ese no tiene ADN, creo.

Camilo, hazme eso que me haces ahí abajo.

Anónimo dijo...

A mi me flipan los prototipos. Mirad ESTA MARAVILLA.

Anónimo dijo...

A mi me flipan los prototipos. Mirad ESTA MARAVILLA.

Anónimo dijo...

A mi me flipan los prototipos. Mirad ESTA MARAVILLA.

Anónimo dijo...

A mi me flipan los prototipos. Mirad ESTA MARAVILLA.