miércoles

Justicia y realidad


Cuando me haga mayor en toda la extensión de la palabra, quiero ser juez independiente: como hoy por hoy creo que no hay ninguno además de mayor me haré famoso y ganaré mucho dinero contando mis experiencias y explicándole a los periodistas de las revistas del corazón cómo me siento. Si la mujer del siglo XXI ha alcanzado la independencia, no veo por qué no lo van a hacer los jueces, que al menos mientras se celebran las audiencias también acostumbran a llevar enaguas y que en los países anglosajones además lucen unas pelucas que no puedo menos que calificar como monísimas.

Los jueces disfrutan del impagable privilegio de poder golpear el mobiliario de las salas de lo Penal y lo Civil con un martillo y delante de la policía sin que se les caiga el pelo en el caso de que aún lo conserven o en el de que hayan invertido una parte de sus cuantiosos ingresos en reimplantárselo. Generalmente lo hacen, golpear la mesa y los objetos que hay sobre ella, para llamar la atención a los asistentes a las vistas públicas cuando comen palomitas e inflan globos de chicle y para dictar sentencia a favor de los militantes del partido con que simpatizan.

Creo que a los jueces les ha llegado la hora de emanciparse, aunque me temo que les va a costar tanto lograrlo como a los mileuristas de treinta y nueve años que todavía dependen de la generosidad de sus progenitores para encontrar un techo bajo el que dormir la triste borrachera cada noche. Los jueces dependen de la de los gobernantes para acceder a las plazas vacantes en los tribunales que más molan, así que no es extraño que quieran hacer méritos y quedar bien con ellos o con los distinguidos integrantes de la feroz oposición, que previsiblemente un día alcanzarán el poder y estarán en disposición de repartir regalías y prebendas.

Creer en la independencia de los poderes del Estado es tan ingenuo como hacerlo en los Reyes Magos, Supermán, el ratoncito Pérez, el socialismo utópico, la economía de mercado, la generación espontánea, los viajes hacia atrás en el tiempo, la ciencia infusa, los votos matrimoniales, el amor eterno, la heterosexualidad de los franceses, la objetividad de los medios de comunicación, la paz mundial o Dios. Sin embargo, nos empeñamos en actuar como si los jueces no supieran nada de los políticos y viceversa y seguimos acicalándonos para ir a la iglesia todos los domingos y fiestas de guardar y permitiendo que nuestros hijos malgasten su tiempo y su ilusión en redactar largas cartas que ningún rey de Oriente recibirá. Mal hecho.

La de juez es una profesión llena de alicientes: se cobra un dineral y eso de tener la vida y el futuro de la gente en las manos y poder mandar a chicos y mayores a la trena y liberar a quien a uno le parezca para que ocupe el hueco que aquéllos dejan en la sociedad debe de ser un placer sólo comparable al que experimentan los reos recién puestos en la calle por decisión judicial al abandonar la jaula para dejar sitio a los nuevos perjudicados por una sentencia firme que implique insoslayable privación de libertad. Estoy convencido de que si además de disfrutar de los desmadrados privilegios que la legislación les otorga pudieran ejercer con tranquilidad su libre albedrío y gozar en público y en privado de su hoy solamente teórica independencia de los partidos políticos, los conspicuos miembros de la judicatura serían sin duda aún más felices de lo que en los para ellos prósperos tiempos que corren son y dictarían con juvenil voz autos benévolos y luminosos que nos harían sonreír a boca llena o incluso aplaudir con febril y poco disimulado entusiasmo a todos y a todas, inocentes y culpables.

94 comentarios:

El Usuario Anónimo dijo...

La verdad, no le encuentro la gracia a este artículo. Si lo que Camilo quería dar a entender es que no le gustan los jueces, pues podía haberlo dicho directamente, y si quería dar a entender que sí le gustan, pues también, y dejarse de dar rodeos y de inventarse palabras como "audiencia" y "todavía", que él sabrá lo que significan, si es que significan algo.

Es mi opinión, y tengo derecho a expresarla.

El Usuario Anónimo dijo...

Vamos, que además me parece penoso todo esto.

la perra del infierno dijo...

jajajajjaja

Esther dijo...

Es una profesión encomiable. No apta para jovencitos vanidosos, ni para mayorcitos acomplejados. Golpear una mesa con un martillo de esas características es una labor importantísima: aplicar la ley. Y requiere de una personalidad firme y justa. ¿Usted la tiene? ¿y tiene martillo? bien... pues cuando lo tenga, hablamos.

la perra del infierno dijo...

¡Viva la separación de poderes!

Capitán América dijo...

La Mujer Maravilla y yo tenemos los poderes separados.

Absenta dijo...

La verdad, no le encuentro gracia a este artículo. Si lo que Camilo quería decir es que como no existen jueces independientes, lo mejor sería eliminar la Justicia y mandarlos a todos al paro, pues podía haberlo dicho directamente y dejarse de dar rodeos.

Es mi opinión y tengo derecho a expresarla.

Condenado A Muerte dijo...

Yo me casé por poderes con una chica de Missouri.

El Brillante Monologuista dijo...

¿QUÉ LE DICE UNA MOSCA COMÚN A OTRA?

"MI PAREJA Y YO DORMIMOS EN CACAS SEPARADAS"

[Ja, ja, ja, ja.] [Plas, plas, plas, plas.]

Anónimo dijo...

¿Sabéis por que los jueces desarrollan papada?

Anónimo dijo...

Cuando se remangan la toga, para ir al baño y sobre todo para tocarse, la sujetan entre la barbilla y el cuello, y ejercitan mucho esa zona.

La papada, no la otra zona.

Le pasa también a los curas.

Contado pierde, pero escenificado te meas.

El Gran Chimp dijo...

Yo conocí a un juez que se llamaba Cagliostro y tenía profunda y sentida afición por los percebes. Me contaba, sentados frente al mar mirando las puestas y ponidas de sol, que su labor, invisible para la mayoría de la sociedad, tanto civil como penal, es importantísima para el buen funcionamiento de una joven democracia como esta, la nuestra. No obstante, me decía, no le gustaba alardear de martillazo y enaguas y se consideraba a sí mismo un fiel y humilde emisario de los dioses.
Aprendí mucho de Cagliostro.

Exclamador dijo...

¡Colibríes! ¡Colibríes!

Terapeuta Del Seguro dijo...

Hablame de ti.

De tu ansiedad.

Ungureanu dijo...

Blepurge.

Piturca dijo...

¿Asda?

Ungureanu dijo...

FE DE ERRATAS:

Donde dije:

"Blepurge"

Quise decir, efectivamente:

"Blepurge"

Y no:

"Bledine"

O:

"Iliturgi"

Anónimo dijo...

Pero el chiste de la papada mola, ¿no?.

er yona dijo...

Si yo sería juez tunearía el martillo con neones y un subwoofer y to la pesca, ahí verde manzana to guapo ¿abe?

srcurri dijo...

Ser juez independiente debe ser como ser profesor y no tenerle manía a algún alumno, una utopía. Pero queda bien el adjetivo junto al nombre: Juez independiente.
Para ponerle música a este post, debería haber alguna canción del grupo pop Grande-Marlaska -antiguos Garzón, que tuvieron que cambiar de nombre por una demanda del juez homónimo.

la perra del infierno dijo...

Molan los juces, con sus togas y sus calvicies. En el fondo, el golpe con el martillo no es más que una frustración que arrastran desde tiempos inmemoriables... Llegará el día en el que acompañen el golpe un coño al unísono. Eso le daría mucha fuerza ¿no?

Lamhud El Justo dijo...

Me gustaría hacer un hincapié en el generosidad de espíritu y amplitud de las miras del Sr. Curri, que a pesar de que él ejerce de francés a tiempo parcial no se ha ofendió por la broma francófoba que todos leen en las líneas 41 y 42 del texto.

Por menos de eso hay quien ha montado el dos de mayo.

Viva Francia (dentro de una orden) y bien por el Sr. Curri.

Cuánto buena amigo aquí. Bonito verlas juntos. Soy contento y vivo feliz.

Lamhud El Justo dijo...

Me gustaría hacer un hincapié en el generosidad de espíritu y amplitud de las miras de El Gran Chimp, que a pesar de que él ejerce de ilicitano a jornada completa no se ha ofendió por el chiste de ilicitanos que todos leen en la línea 9 del comentario 17.

Por menos de eso hay quien ha montado el dos de mayo.

Viva Francia (dentro de una orden) y bien por el Sr. Curri.

Cuánto buena amigo aquí. Bonito verlas juntos. Soy contento y vivo feliz.

Lamhud El Justo dijo...

FE DE ERRATAS:

En la último comentario, donde dije:

"Viva Francia (dentro de una orden) y bien por el Sr. Curri."

Quise decir:


"Viva Elche (y la Comunidad Autónoma Valenciana toda menos camps y Zaplana) y bien por El Gran Chimp."

Lamhud El Justo dijo...

No obstanta, he de confieso que fiestas de los moros y cristianos me parecen ofensivas para todas marroquíes.

Cuánto buena amigo aquí. Bonito verlas todos. Soy contento y vivo feliz.

Lamhud El Justo dijo...

FE DE ERRATAS:

Donde digo:

"camps"

Quise decía:

"Camps"

Yasuko dijo...

Su idea sobre la justicia es "uso" puro, demuestra ser un poco "warui" y tener una gran dosis de "moirooze".
Danzu-o-suru.

er yona dijo...

FE DE ERRATAS:

Donde dije:

"to guapo"

Quise decir:

"to perita"

¿abe?

la señorita Haze dijo...

¿¿Enaguas??
¡¡¿¿Pelucas??!!
Hummm...

Papi, creo que voy a cometer algún delito. Eso sí, viajaré a Inglaterra para ser seducida por el fuego contenido de una cabellera blanca y postiza. Si quieres, te dejo acompañarme.

Un beso a tod@s! En especial a Humbert -claro-, a la perra del infierno -hola guapaa-, a Toni King -siempre llevo una pala y un saco en el bolso, por si acaso, cariño-, y la presidenta -sin ningún respeto pero con sumisíón a su cargo, por supuesto.

Dr.Benway dijo...

Recuerdo un capítulo de Me llamo Earl en el que están en un juicio y el hermano de Earl le pregunta a Earl si el juez accederá a partirle una nuez con el mazo.

No sé bien a que viene esto, pero bueno.

Saludos Don Camilo

Chica fina opina dijo...

Yo me conformo con ser independiente.

Homeópata Por Correo dijo...

Chico, ¿qué te pasa? ¿A quién he robado yo? ¿O yo no soy el ladrón? ¿Quién es el "ladrón que cree que todos son de su condición"? Convendría que me lo aclararas.-
De cualquier forma, te estoy preparando 17 folios -creo que son- sobre Luis Cernuda, propiedad de mi abuelo de sus años mozos en Sevilla y que su contenido es
totalmente inédito y nunca le dio valor pero creo que hoy lo tiene, y mucho.

Homeópata Por Correo dijo...

¿Soy yo el loco, Camilo?

la señorita Haze dijo...

Bueno, creo que hay algo que debo deciros. Sé que puede resultar cursi pero recordad que soy Dolores Haze y que el rosa es el color preferido de mis braguitas. Dicho esto, ahí va eso:

¡¡¡¡VIVA LA PRIMAVERAAAAAAAAA!!!!

En serio, feliz llegada de las alergias y del calor (más o menos).

PD: si tuviera que elegir, sería juez antes que independiente, creo...

Absenta dijo...

Bien ahí, Dolores Haze. Por su inesperada alegría deduzco que se irá de procesiones la semana entrante, así que en alguna coincidiremos.
Yo iré con faldones y sin peluca, para que no me confundan con un juez y para que usted pueda reconocerme.
De no ser así, hasta la vuelta, y que usted lo pase bien.

Lagata dijo...

¿Independientes...? Vale, pero ¿de quién?
¿Alguna respuesta por ahí?

El Brillante Monologuista dijo...

Yo trabajaba de inDEPENDIENTE en una tienda de moda.

De moda "in".

[Ja, ja, ja, ja.] [Plas, plas, plas, plas.]

Lagata dijo...

Mmmmmm....¿de quién dependen los dependientes?

Lagata dijo...

....y de quién dependen los independientes?

Lagata dijo...

Demasiado trabajo neuronal por hoy.
Me voy a echar una siesta. Ole.

El Brillante Monologuista dijo...

En cualquier caso, no creo que haya moda "out", ya que de ser así, esa moda no sería moda por no estar de moda.

[Ja, ja, ja, ja.] [Plas, plas, plas, plas.]

El Brillante Monologuista dijo...

Me va esto de interaccionar con el público.

[Ja, ja, ja, ja.] [Plas, plas, plas, plas.]

No era un comentario humorístico...

[Ja, ja, ja, ja.] [Plas, plas, plas, plas.]

[Plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas.]

Lagata dijo...

Señor, señor, ¿puedo irme a echar mi siestecita? Le dejaré sin (parte de su) público...

Anónimo dijo...

Están ustedes y ustedas locos y locas de remate de tanto tomar té o de tomarte tomate.
...bat ai lai Kit.
Atentamente,
Pío Joso

La Presidenta dijo...

Estoo... tengo que decírtelo.

Dedícate a la literatura YA.

Es preciso. Se lo debes a la historia de este país. Que se piren los escritorzuelos de medio pelo.

hale, ya lo dije.

Con diferencia, uno de tus relatos más sensibles (que no cursis) y mejor captados.

La Presidenta dijo...

Hale, ya lo dije.

El Usuario Anónimo dijo...

Es tu opinión, y tienes derecho a expresarla.

La Presidenta dijo...

Se lo debes a la historia de este país.

La Presidenta dijo...

Ya está. Ya lo he dicho.

la señorita HAze dijo...

Hola, me llamo Lolita Haze y soy...
drogoindependiente. Ya no me da vergüenza admitirlo.

Las juergas poetílicas me están ayudando a alejarme d emi adicción por las sustancias legales.

Sólo eso.

la señorita HAze dijo...

De mayor quiero ser como el brillante monologuista.

¿Los habíais notado?

la señorita Haze dijo...

¿LO habíais notado?

¿Eh, eh?



Me voy a currar. Sniff...

La Presidenta dijo...

La hecatombe del torpe flirteo no tenía más que esperar la adecuada temperatura para desatarse; ayer mismo fuimos testigos las tres de un gesto caballeroso y anticuado por excelencia. Una camarera nos pasó de parte de los chicos "de dos mesas más allá" el siguiente mensaje escrito en una servilleta:

SOIS FEAS Y TENÉIS FAMA DE ZORRAS

Al menos no dijeron eso de "¡Chocho, te comía to lo negro...!", lo cual se agradece.

La Presidenta dijo...

Ya está. Ya lo he dicho.

El Acosador Telefónico Culto Del Tren dijo...

Dadas mi constitución y mi estatura, podría tumVaros fácilmente si quisiera.

Pero es que no quiero.

Pringadillos.

El Acosador Telefónico Culto Del Tren dijo...

Porque yo no Boy tumVando a la gente por ahí.

Podría, pero no lo hago. Aunque sean enanos o deficientes mentales.

Sólo los deslumVro con mi retórica.

Boy a seguir por este camino.

Pringadillos.

La Presidenta dijo...

Estoo... Tengo que repetírtelo, Acosador Telefónico Culto Del Tren.

Dedícate a la literatura YA.

Es preciso. Se lo debes a la historia de este país QUE PRESIDO. Que se piren los escritorzuelos de medio pelo.

Como el Camilo ése.

Que me pone pero me ignora.

Hala, ya lo he dicho.

Con diferencia, uno de tus comentarios más sensibles (que no cursis) y mejor captados.

¿Captados?

¿No os gusta la palabra "captados"?

Tiene dos vocales seguidas: "pt". ¿No mola?

¿De qué os reís?

El Acosador Telefónico Culto Del Tren dijo...

Gracias.

Voy a seguir por ese camino.

Dada mi constitución y mi estatura, podría tumbarlos fácilmente si quisiera.

El Usuario Anónimo dijo...

¡Estoy contigo, crack!

¿Me dejas que los tumbe yo también?

El Acosador Telefónico Culto Del Tren dijo...

Al final del cuento saco a una tía fea. Iba a poner a un enano, pero al final he pasado y he puesto una tía fea para que se ría la peña... ¡Hasta luego, cracks!

El Acosador Telefónico Culto Del tren dijo...

Dada mi constitución y mi estatura, podría tumbarlos fácilmente si quisiera.

El Usuario Anónimo dijo...

Eres mi Maestro.

La Presidenta dijo...

QUE SE PIREN LOS ESCRITORZUELOS DE MEDIO PELO

La Presidenta dijo...

Ya está. Ya lo he dicho.

La Presidenta dijo...

Qué a gusto me he quedao, joder.

la Presidenta dijo...

Supercalifragilinsticospialidoso

UUfff...

Humbert Humbert dijo...

Querida niña Lolita:

Iremos a Inglaterra a conocer a los jueces con sus blancos tocados. Y te dejaré jugar con ellos, siempre que me permitas estar presente.

Señor Absenta:

Como imaginaba, es usted un cobarde. No acudió a nuestra cita. Y eso no fue lo peor de la noche: los amables miembros de los cuerpos de seguridad me tomaron por un acosador pederasta y pasé la noche en comisaría, hasta que alguien decidió comprobar mis antecedentes, después de lo cual llamaron al juez de guardia, nada independiente de tópicos y tabúes sociales, por cierto. Desde entonces me encuentro internado en una de esas amables instituciones psiquiátricas. Desconozco el eufemismo de moda, así que lo llamaré manicomio. Suerte que, al menos, puedo pasear libremente durante el día e ir a recoger a mis pequeñas nínfulas a la salida del colegio.

Saludos a Don Camilo. A usted también iré a buscarlo un día a la salida del colegio, si no deja de insinuarse con sus múltiples heterónimos a su más brillante discípula.

Gimnasta Sexual dijo...

¡Hop - hop! ¡Hop - hop!

El Acosador Telefónico Culto Del tren dijo...

Fácilmente.

Si quisiera.

Anónimo dijo...

MAL TIEMPO. Huerto, Salud y Humildad decidieron no procesionar por la amenaza de lluvia y Dulce Nombre y Salutación se vieron sorprendidas en mitad del recorrido

Salutación dijo...

Cáspita

Teólogo Indignado dijo...

¿CÓMO LECHES NO VA A LLOVER SI NO HACEN MÁS QUE SACAR LOS SANTOS A LA CALLE?

COHERENCIA Y CONOCIMIENTO DE LAS TRADICIONES, POR DIOS.

La Presidenta dijo...

Sobre la Semana Santa vais a encontrar cientos de enfoques e información de lo más variada. Yo no pretendo aportar nada nuevo, sólo dejaros constancia de cómo se alegra mi propia mitomanía de que un personaje tan inusualmente estético como Jesucristo, tan vanguardista dentro de su propia imagen clásica, de héroe misterioso de teatro popular, haya llegado a las procesiones soberbiamente tallado en añeja madera, y de que se nos recree la vista y la conciencia con ese Judas Tadeo más orondo, snob, wildeano y educado que nunca, -tan esencialmente british en suma-, que, junto con el siempre moderado y perfecto toque irlandés de José de Arimatea, da algo más de calidez al ligeramente gélido y menos valiente producto de Pedro de Mena.

La Presidenta dijo...

No es de extrañar que se quisiera llevar la figura del papel Biblia de la Biblia al celuloide, con un resultado muy ajustado, todo sea dicho -sobre todo con el peso que le ofrece el paso del tiempo- pero estéticamente sugerente, más o menos fiel a la obra original y con la siempre inestimable capacidad de sobreactuación teatral y aristocrática de la voz de Hugo Weaving. “G de Gólgota” (G For Gólgota, James McTeigue, 2005), tiene la originalidad y la virtud que en su día tuvo el Evangelio: presentar un héroe distinto al musculitos embutido en mallas; un héroe que no puede volar pero sabe cómo escurrirse de un sitio a otro; que no tiene poderes ni puede levantar casas ni leer el pensamiento, pero que es tan exquisito que es capaz de entregar una perfumada papeleta de rifa de un jamón de la parroquia como despedida a cada nueva víctima que se cobra.

Ethan Hunt dijo...

La mejor Semana Santa, la de Misión: Impossible 2!

El detective amaestrado dijo...

Muy bueno lo de juez e independiente juntos en la misma frase...

Anónimo dijo...

Esencialmente british.

En suma.

la señorita Haze dijo...

Anoche pasó algo increíble: me persiguieron todas las procesiones de Málaga. Yo sólo buscaba un lugar, tranquilo o no, donde beberme una cañita.. pero ellas no querían permitírmelo. Al final, después de unas dos horas esquivándolas, logré salir del laberinto de tronos y emborracharme a gusto. Que es lo que hay que hacer un lunes, por supuesto.

Tuve miedo.

Un beso tod@s!

Anónimo dijo...

Yo no quiero insinuar nada, pero es que los tronos siempre van detrás de un pendón.

Algún malentendido tuvo que haber.

La Presidenta dijo...

Yo soy devota de Nuestra Señora del Dislate, que es muy milagrosa.

la señorita Haze dijo...

Señor Anónimo:

jajajajajajajajajaja

En serio,

jajajajajajajajajaja.

Ha sido usted muy ingenioso, y quién sabe, quizás mi acompañante tuviera la culpa de todo.

la comisura del comisario dijo...

Señor anónimo querrá decir detrás de algún perdón.


Señora presidenta: ¿se ha quedado a gusto? ¿ya lo ha dicho?

Anónimo dijo...

este articulo es penoso (tanto rollo para nada, ironia prefabricada, pura retorica), y encima el blog es otra puta nmierda; hola y adios, colega!

-------- dijo...

¿Gólum?

la comisura del comisario dijo...

señor anónimo yo no soy su colega ¿Golum?

niebla dijo...

“La triste gracia del juez
es que rima con soez,
aunque, amparado en la Audiencia,
dicte con suma indecencia
para ver palmar a diez,
colgados con eficiencia
en el Árbol de la Ciencia.
Pues la Ley ez lo que hez:
paradoja y aquiescencia”.

Anónimo dijo...

Sapristi!

alguien como tú dijo...

Ya sé de qué depende el dependiente. De tener juez de naranja, juez de limón y tónica juez en las cámaras. En la cámara alta y en la cámara del senado. Yo que soy independiente tomo Bitter kas. Chúpate ésa cabrón

Kaleidoscope Girl dijo...

NICE BLOG

Anónimo dijo...

EXCELENTÍSIMO SEÑOR DON ALFONSO HERNÁNDEZ PARDO
Cuando en 1977 se aprueba la Constitución es Presidente de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Barcelona. Y cuando en 1980 se denuncia el caso CONSORCIO DE LA ZONA FRANCA, el Gobierno Suárez ya lo ha nombrado PRESIDENTE DE LA AUDIENCIA. Más sutilezas y derivaciones paralelas.

Por Rafael del Barco Carreras

Si otros ya se manifestaban “demócratas”, o progresista, Eladio Escusol Barra (fiscal del caso), él se mantenía furibundo franquista. Sin aparente sintonía con otro de los miembros del Especial Tribunal que juzgará el caso, José Luis Barrera Cogollos (en cuya toma de posesión de Presidente de la Audiencia en el 2000 se elogia que en su época franquista se atreviera a clamar por los Derechos Humanos, e incomprensible la reelección en el 2005 cuando la Audiencia es un caos, los grandes casos con media de diez años hasta los juicios, y el 30% de bajas laborales según un estudio de la nueva Generalitat de izquierdas) o Adolfo Fernández Oubiña (“contratado” por el Bufete Piqué Vidal, y cuya vida y milagros merece un libro aparte). El futuro demostrará su especial talante, expedientados los dos, Barrera pasará a lo Civil, y Oubiña de Presidente de la Sección Primera a de nuevo juez de instrucción.
Don Alfonso, hombre de boina, pero su mujer luciendo brillantes en un Premio Planeta junto a Luis Pascual Estevill (por desgracia mi abogado). Otro letrado, en el colmo del cinismo, me espetó que por suerte para mí Don Alfonso me condenó solo a los dos años, diez meses y veintiún día pasados en prisión de los doce pedidos por Fiscalía, Ayuntamiento y Consorcio, pero yo nunca he sufrido el síndrome de Estocolmo, y desde entonces le he maldecido todos los días de mi vida, aunque nunca se me ocurrió el disparate de otra de sus víctimas que pistola en mano entró en el Palacio de Justicia dispuesto a matarlo. Lo abatieron antes de perderse por los tétricos pasillos.
A mi entender fue de los “duros” nombrados por Adolfo Suárez para mantener el ¨Orden”. Si el orden franquista como el de siglos del Imperio se basaba en Capitanía General, Virreinato, con el Ejército y sus ramificaciones Guardia Civil y Policía Nacional, la Audiencia formaba el segundo gran pilar institucional. El pilar de eso que Franco y los suyos definían el “Estado de Derecho”, donde la pirámide fascista del “ordeno y mando” funcionaba a la perfección. Los juicios se predeterminaban, los bienes se asignaban, y todo parecido con “Justicia” una burla. El Régimen lo abarcaba todo. Y si en lo Civil el Registro de la Propiedad nos descubriría sagas familiares acumulando fortunas (a pesar de los sueldos de miseria), en lo Penal, la Policía y Guardia Civil con sus torturas, y el “hábilmente interrogado”, decidían los sumarios y sus señorías firmaban las sentencias en juicios no más largos e inteligibles que una misa en latín.
Estrasburgo definiría la Audiencia de Barcelona revolcando los casos clave de aquella época, los asesinatos del ex alcalde franquista Viola, o del poderoso industrial Bultó, el incendio de la discoteca Escala, o la represión contra los alocados “rojos”. Sin olvidar los muertos en la Modelo entre los motines de 1977 y la represión hasta 1983. El Poder Absoluto degenera a quien lo ejerce. El “dolo” (voluntad de delinquir) no existía, el “desacato” mantenía firmes a cualquier, ya fuera abogados, testigos o culpables, los fiscales obedientes al Mando, y la SALA determinaba con su SOBERANÍA las pruebas que sustentarían el fallo (habitual que en los pasillos esperaran “testigos” profesionales a tanto la declaración), y la segunda instancia, pilar de la Justicia Democrática y obligada por la Carta de Derechos Humanos de la ONU firmada por España, no existía, pues el recurso al Supremo solo determinaría si el procedimiento se ajustaba a derecho, sin valorar las pruebas convertidas por la Sala en parte de su infalibilidad papal, y siempre se ajustaba, a menos que un “mando superior” entorpeciera el procedimiento.
Y Hernández Pardo, un fingido fanático de la divina procedencia del Poder, y cuando él solo debía mantener la maquinaria en funcionamiento (ya no juzgaba por Presidente de la Audiencia) se atribuye un caso “goloso”, el CONSORCIO DE LA ZONA FRANCA, para él solo, quitándoselo al juez legal y natural, el Presidente de la Sección Primera, Manuel Derqui Valbuena, como si la Constitución no existiera. Actuando a lo virrey se saca de la manga disposiciones del pasado siglo (referentes a sustituciones accidentales) y constituye una Sala para ese solo caso, y el “órgano colegiado” se convierte durante dos años en bicéfalo, firmando al mismo tiempo con dos composiciones. ¿Porqué?. Dinero, mucho dinero, aunque no era el caso más suculento del momento, 1.200 millones denunciados. La punta del iceberg, por debajo muchos miles de millones a mano, con el Banco Garriga Nogués y Javier de la Rosa Martí (y tras él el primer banco nacional, el Banesto, todo el franquismo de entonces y la Caixa…con su enorme Caja B, dinero negro). Sin olvidar que quien le nombra Presidente, el Gobierno Suárez, también está presente en el caso a través del Consorcio, y los suyos en Barcelona recibiendo créditos del Banco. Si los acusadores, Serra y Maragall con su abogado Rafael Jiménez de Parga (que también lo era de Banesto) ya lo habían descubierto, y hasta el instructor Ezequiel Miranda de Dios vivía en un hermoso piso del abogado de los De la Rosa, Juan Piqué Vidal (abogado también de JORDI PUJOL), el caso merecía su personal control, demostrando que el orden jerárquico franquista se hallaba por encima de la Constitución, y que el Presidente de una Sala (en teoría propietario de la plaza desde su nombramiento impreso en el BOE) era un simple muñeco de quita y pon. Y no solo se reservó el caso sino que nombró un Juez Especial, José Álvarez Martínez, para cerrar las peligrosas investigaciones que decretara Miranda de Dios ante mi insistencia. Y aquí, todos los abogados contestándome “se recurre al Supremo, al Constitucional…”, entre cretinos anda el juego… ya matizaré.
Con los años, considerando que Don Alfonso presidía la Junta Electoral Provincial de Barcelona, y en 1980 JORDI PUJOL desbanca a los alocados “rojos” con ganas de poner patas arriba todas las instituciones y máxime la Audiencia (sede de represión), imaginé la mano divina, no en vano, por encima de la LEY, obedecían al “Dios, Patria y Rey”. Si la alcaldía cayó en buenas manos, Narcís Serra del clan Samarach, y después Pascual Maragall del de Porcioles, olvidando el marxismo propio de los “hijos de papá” contestatarios, la incipiente y peligrosa Generalitat de Tarradellas, con vocación de Estado, es decir, de tragarse la Audiencia, debía librarse de rojos foráneos e incontrolados. Evidente que ante la izquierda furibunda y catalanistas nunca ganarían los corruptos de la Derecha Clásica, tipo Eduardo Bueno, el “bueno para Cataluña” (hombre de Banesto y por tanto de De la Rosa). Debía pues facilitarse la victoria a un banquero, que habría olvidado tres años de cárcel tras quince de ganar dinero con el franquismo, y de familia de “derechas de toda la vida”, o sea, fieles al Régimen. Un flautista para esa Cataluña de los sueños de un millón de catalanistas. Y ganó Pujol, y la Audiencia seguiría un largo camino sin ingerencias “rojas”, con tiempo para domesticar a las “ordas” a base de sueldos y chollos, y consolidar cargos, retiros y fortunas. Murió como su adorado Dictador, en la cama.
Ver detalles en www.elconsorcio.net

Anónimo dijo...

A mi me flipan los prototipos. Mirad ESTA MARAVILLA.

Anónimo dijo...

A mi me flipan los prototipos. Mirad ESTA MARAVILLA.

Anónimo dijo...

A mi me flipan los prototipos. Mirad ESTA MARAVILLA.

Anónimo dijo...

A mi me flipan los prototipos. Mirad ESTA MARAVILLA.