jueves

Resistencia hortícola


Soy consciente de que hacer la lista de la compra es una concesión al pequeño angelito burgués que todos llevamos dentro y que mantiene un constante tira y afloja dialéctico con el demonio comunista con cuernos y rabo que hay en el corazón de cada hombre y que le pide que robe sobre la marcha lo que le vaya haciendo falta sin pararse a pensarlo dos veces como haría un fascista especulador, pero es que si no apunto lo que necesito luego se me olvida y si no hago la compra no puedo comer ni beber y por lo tanto me pongo triste y languidezco. Sé que cuando me llevo un tomate a casa el comerciante, el mayorista y el intermediario se enriquecen inmoralmente a mi costa y a la del agricultor que lo sembró y lo hizo crecer con el sudor de su frente y con abono orgánico, pero no dispongo de huerto ecológico ni frecuento la compañía de generosos campesinos que me puedan proporcionar uno de estos frutos a un precio que coincida con su valor, de manera que no me queda más remedio que renunciar al tomate, y quien dice tomate dice alcachofa o huevo blanco o pinto de gallina, o entrar en la vertiginosa espiral capitalista y soltar la pasta que me pide una inflexible cajera que tampoco va a pillar demasiado cacho en el reparto.

Es difícil seguir siendo rojo y masón cuando uno tiene dinero en el bolsillo y hay una tienda de ultramarinos a la vuelta de la esquina. El hombre tiende por naturaleza a anteponer las necesidades primarias a las secundarias o terciarias y a los simples caprichos y la revolución sólo es una necesidad cuando se convierte en medio indispensable para conseguir el tomate que devoraremos a mordiscos y sin pan para matar el gusanillo antes de que éste nos mate a nosotros. Por otro lado, levantarse en armas es un deporte peligroso y cansadísimo y la resistencia pasiva que empieza por negarse a hacer la lista de la compra es una forma de lucha de lo más aburrido y que a la larga resulta tan perniciosa para la salud del que la practica como el combate cuerpo a cuerpo, aunque es cierto que las huelgas de hambre ayudan muchísimo a perder peso y a conservar la línea y bien publicitadas con la ayuda de los medios de comunicación afines a la ideología que uno defiende pueden hacer a su protagonista bastante famoso en determinados círculos masocas.

Los dictadores inteligentes, dentro de las limitaciones que su habitual condición de militares les impone, dan a su pueblo la cantidad justa de fruta y verdura para que a éste le parezca más cómodo quedarse en casa viendo el fútbol que lanzarse a la calle pancarta o escopeta en mano a cambiar para siempre la cosa o al menos a conseguir su chusco de pan. En este sentido, las democracias occidentales funcionan más o menos igual que las dictaduras, con la única aunque doble diferencia de que uno no sabe a ciencia cierta quién es el truhán que se está llevando su dinero calentito y de que si a alguien se le ocurre levantar la voz para hacer ver a los que le rodean la inmoralidad de lo que está sucediendo el resto de los demócratas lo llamarán golpista en lugar de tildarlo de revolucionario: todos estaremos de acuerdo en que en tales condiciones lo único que uno puede hacer sin arriesgarse a ir a la cárcel o a convertirse en un poco popular paria que no liga en los bares es dejarse arrastrar por la inercia y pagar religiosamente, sin rechistar o en todo caso refunfuñando de manera muy discreta y educada y regateando lo menos posible la larga, dura y escasamente justa cuenta del reaccionario supermercado.

55 comentarios:

El Usuario Anónimo dijo...

La verdad, no le encuentro la gracia a este artículo. Si lo que Camilo quería dar a entender es que no le gustan los supermercados, pues podía haberlo dicho directamente, y si quería dar a entender que sí le gustan, pues también, y dejarse de dar rodeos y de inventarse palabras como "masón" o "ideología", que él sabrá lo que significan, si es que significan algo.

El Usuario Anónimo dijo...

Vamos, que es mi opinión y tengo derecho a expresarla.

El Usuario Anónimo dijo...

Y además me parece penoso todo esto.

La Presidenta dijo...

Según cuenta una antigua fábula, que tiene muchas raíces distintas, se dice que...


"Un día el joven pastor, que se hallaba en lo alto de la colina, decidió gastar una broma a sus vecinos; bajó corriendo parte de la ladera dando grandes alaridos y alarmando a todos "¡Que viene el lobo! ¡Que viene el lobo! ¡Ayudadme!". Enseguida, los lugareños se armaron de lo primero que encontraron: palos, azadas, hachas y antorchas, y trabajosamente subieron hasta el monte para dar cuenta del animal, pero lo que se encontraron fue al pastor que se reía de ellos a grandes carcajadas. Molestos, los lugareños bajaron de nuevo a sus casas.

Fascinado por el alcance de la suculenta broma, el joven pastor decidió repetirla al día siguiente, pero esta vez con gritos aún más desconsolados. "¡Por Dios, ayuda! ¡Que el lobo viene y se comerá a todas las ovejas!" De nuevo se reprodujeron los mismos hechos: Los valientes campesinos subieron armados de nuevo, decididos a prestar ayuda a su vecino, pero cuando llegaron a lo alto, se encontraron otra vez con el pastor mofándose de ellos.

Sin embargo, y como toda mala acción tiene su castigo, el pastor comprobó cuán lejos había llegado su broma; aquella misma tarde, un lobo de verdad bajó al monte y empezó a rondar a las ovejas. Aterrorizado, el pastor empezó a gritar y a llamar a los lugareños, pero con tan mala suerte que éstos, escarmentados por sus mentiras, se lo tomaron como una broma más y decidieron no prestarle atención ninguna. El lobo atacó a las ovejas y se llevó dos muertas colgando de sus fauces."

La Presidenta dijo...

O sea, yo soy el lobo y vosotros los corderos.

Sos voy a crujir, hijos de puta probetones, que no tenéis ni mierda en las tripas.

Que se piren los escritorzuelos de medio pelo.

La Presidenta dijo...

Ya está. Ya lo he dicho.

La Presidenta dijo...

A gusto me he quedao, oye.

La Presidenta dijo...

GENTUZA

Cayetana Altovoltaje dijo...

Yo de mayor voy a tener un huertito huertícola en la terraza para comer tomates de casa. Y que le den al supermercado.

coronel Cruz dijo...

¿No lo decía yo que era masón?¿no lo decía yo?

La Presidenta dijo...

SO MIERDAS

Cloe dijo...

me gusta tu blog

anilibis dijo...

Usted lo que tiene que hacer es meterse a granjero, como la Paris Hilton.

Y luego podría llevarse al huerto a quien quisiera.

Alicia Liddell dijo...

Srta. Anilibis, usted siempre da en el clavo.

El Oráculo dijo...

ELLO VA A VOLVER

Con vídeos de ancianos japoneses con el síndrome de Down y fotos con pies cachondos.

Y enlaces a la página de las tetas gordas y el CHOCHETE PELIRROJO.

EN PLENA FORMA

Griego temeroso dijo...

Oráculo, ¿será en la décima luna del mes de la sandalia itálica cuando ELLO vuelva? ¿o cuando?
He de pertrecharme de todo lo necesario para abandonar mi aldea. Ya no voloveré a ver mi amado Peloponeso.

Dimitris Manopoulas estuvo aquí.

Eresko dijo...

Crudo análisis Don Camilo.
Las deseos de revolución son directamente proporcionales al tamaño de las barrigas.

Homeópata Por Correo dijo...

¿TE CREES MUY SESUDO?

NO LE LLEGAS A DOÑA CARMEN POSADAS NI A LAS RODILLAS

Homeópata Por Correo dijo...

¿Soy yo el loco, Camilo? ¿Soy yo el loco?

Puff, El Dragón Mágico dijo...

no veasssss qué flipe

hash

Al Jarreau, Ni Agua dijo...

Este ganao es el que se me mete en los camerinos a mí las noches de los sábados.

¿Habéis visto al Gainsbourg?

Al Jarreau, Ni Agua dijo...

No va el enlace.

Salía yo con una negrona de a millón, muy acaramelado.

Una diosa de ébano, se dice.

No como el maromo este de la foto que me se pegó en un bar y no veas tú para quitármelo de encima.

Ahora, se pagó todas las rondas, como un señor.

Al Jarreau dijo...

Que yo no soy francés, eh.

El Usuario Anónimo dijo...

Yo no soy un putero medio analfabeto. Lo que pasa es que evito, siempre en la medida de lo posible, las pajas mentales demasiado acusadas, o el uso de la pedantería propia de la gente que presume de una gran cultura literaria.

¡Ahí os quedáis, pringadillos!

El Usuario Anónimo dijo...

Vamos, que es mi opinión y tengo derecho a expresarla.

El Usuario Anónimo dijo...

Y además me parece penoso todo esto.

Coronel cruz dijo...

Camilo no tiene "una gran cultura literaria": es un masonazo y punto. Lo llevo diciendo hace tiempo. El tiempo, ese maestro que da y quita razones, acabará confirmando mis asertos.
PS: Qué coño será un aserto?

La Presidenta dijo...

¿ERES UN ÁNGEL?

Yo siempre he dependido de la generosidad de un extraño.

¿Es justo que se me llame LA DESPOSEÍDA?

SO MIERDAS

la perdedora ludópata dijo...

¿Va a tener razón un poeta cuando dice que las frutas y verduras influyen de manera directa en el estado de ánimo? Usted puede llegar a ponerse triste y languidecer. No puede ser. Le recomiendo esta página y hablamos.

Vir

la generosa campesina dijo...

¿Quiere usted probar mis melones?

El Detector De Campesinas Sofistas dijo...

¿Cuánto hay de generosidad en ese ofrecimiento y cuánto de egoísta ansia de placer?

la generosa campesina dijo...

Dime tú...

El Sombrero Vale Una Pasta dijo...

Iodelai - ih - uh?

Heidi Knorr dijo...

¿Platanito?

adelaida dijo...

ABUELO,ABUELO,QUE VIENE CLARA!

el url requerido dijo...

object not found! STOP me provisioné de manera manual STOP estoy tratando de contactar al güebmaster STOP error fatal!

Zapatero, presi de Espain dijo...

no se da cuenta usted D. Camilo de la razon que tiene, porque si lo hiciera tendria cuidado de no levantar la liebre y dar aviso a esos que quieren siempre fastidiar la feria

Ahoa tb le digo que todos esos supermecardos franceses lo unico que quieren es la vuelta de Napoleon y para España la vuelta de D. Pepe Botella, y eso ya le digo yo que no. Que si hace falta levantarse en armas ya habra alguien dispuesto.


Coda; no pongo acentos porque algun cabron me ha pegado ese virus que hace que el teclado se vuelva loco y tenga signos donde agarrarse. Yo digo que como lo coja se va a enterar. Vamos que le voy a amenazar con decirselo a D. Camilo.

La Presidenta dijo...

¿ERES UN ÁNGEL?

Ya te lo pregunté en PETIT COMITÉ

spainderman dijo...

Qué es lo que pasa, qué es lo que pasa, estaba durmiendo y me habéis despertado. Quién me ha llamado

Joan dijo...

El futuro del comunismo pasa por la huelga de hambre.

¡Rojos, masones, invertidos!

Miguel Ángel dijo...

Pues si te vienes por mi tierra, Málaga la bella, con una caña de pescar y paciencia te puedes hartar de pescado por tu mismo. Echas la caña y a vivir, asi tu te lo pescas, tu te lo guisas y tu te lo comes, y al resto del mundo capitalista que le den.

¿Serás capaz de trabajar al sol? Ponte crema en cualquier caso, que el sol pasa factura.

Anónimo dijo...

Insisto CAmilo te expresas bien, pero eres un demagogo, y ademas tienes muy poquita faena. No critiques a la sociedad que te da de comer, porque en el fondo, y tu lo sabes, eres algo parasito de todo este capitalismo que te deja emborracharte ( si lo deseas que nadie te obliga ) y tambien te deja correr 15km todos los dias.

Tu puedes elegir y has elegido la vida hipócrita del que critica sin reconocer valor alguno en nuestro esquema de convivencia.

Dime tu que eres tan guai, si tenemos que ponerle un impuesto supeiro al dueño del Carrefour para que cierta gente ( ¿ quizas gente como tu Camilo ? ¿ estarías quizas tu entre ellos ? ) se enriquezca con el esfuerzo de otros.

Pero no te preocupes que si alguien algun dia instala ese impuesto, serán devorados sus rendimientos por la burocracia que en si su instauracion conlleva que no llegaran a solucionar nada de nada.

El Usuario Anónimo dijo...

Bueno, no iba a decir nada acerca del artículo y me encuentro con que Anónimo lo ha dicho por mí mejor de lo que yo lo hubiera hecho.

Aunque también estoy en desacuerdo con el texto porque, Camilo, ¿de verdad piensas eso de los vegetales? Tu concepción de la vida me da hasta pena. Los vegetales son lo mejor que nos ha dado la vida y lo digo de verdad.

El Usuario Anónimo dijo...

Vamos, que además me parece penoso todo esto.

El Hombre Que Zurraba A Los Franceses dijo...

¿Jean Claude?

jean claude dijo...

Heme aquí!!!

El usuario Anónimo dijo...

Creo que estoy en completo desacuerdo contigo, Camilo. En primer lugar, el ser humano mantiene desde siempre esa necesidad constante de expresarse, hay muchas formas de hacerlo, y en eso consiste comer vegetales; es una forma de atrapar una emoción determinada y transmitirla para hacer participe al resto de la gente: ya sea a través de una zanahoria, una escarola, una banana e incluso, por qué no, tres cuartos de kilo de alcachofas.
Además gracias a todo esto uno puede escapar, de alguna manera, de la realidad, tan abrupta, aburrida... Sólo decirte que sin los vegetales muchas personas no entenderíamos por qué la vida es algo más que un paseo sin sentido.
Ahora, que tú no los necesites... ya es otro cantar.

Homeópata Por Correo dijo...

¿SOY YO EL LOCO, CAMILO?

NO LE LLEGAS A GÓNGORA A LA SUELA DE LOS ZAPATOS

CON LOS HAIKUS ME LIMPIO YO EL CULO

la perdedora ludópata dijo...

Espero que el señor homeópata por correo cague duro si tiene intención de limpiarse con un haiku. Puestos a limpiarse el culo, es mejor un soneto, es un poco más largo.

Luna Miguel dijo...

Yo voy al Carrefour, me recuerda a Niza.

Anónimo dijo...

A mi me flipan los prototipos. Mirad ESTA MARAVILLA.

Anónimo dijo...

A mi me flipan los prototipos. Mirad ESTA MARAVILLA.

Anónimo dijo...

A mi me flipan los prototipos. Mirad ESTA MARAVILLA.

Anónimo dijo...

A mi me flipan los prototipos. Mirad ESTA MARAVILLA.

Babel dijo...

No está mal leeer tonterías a troche y moche de economistas fustrados, que ejercen, da igual, no sirven para nada. No está mal entrar en un lugar de "desaforados" comentaristas y verduleras de insinuación vaga y poco diestra y, no está mal, que Camilo como otros tantos se traguen y caígan en el tópico de hacer salir bien parados a los agricultores
LOS AGRICULTORES: a) suelen ser dueños de la tierra y sus sudores los pagan los jornaleros, maltratados por el agricultor sobre todo en época de cosecha y prisas.
b) rara vez un agricultor se ha quejado de cuando un producto escasea y está a precio de oro lo pongan más barato en el mercado.
c)Nunca estuvieron tan mimados y subvencionados como con el gobierno al que le hacen las huelgas con tractores millonarios que van conducidos por empleados (en estos tiempos en su mayoría rumanos ) que hacen todas las ingratas labores que se les supone a estos echadores de cartas,en el casino, después de la comida y, que se acercan a ver los cultivos a la hora del crepúsculo, con la intención insana, de ver si aún están trabajándole las tierras y sus cosechas y, a la vez, si éstas están produciendo a la altura de sus espectativas, si no es así, ya la tiene montada...Y hablando de montar..¿quién les iba a decir a algunos, que se iban a follar a chicas rubias venidas del este, morenas de la hija patria sureña-americana o, incluso casarse,cuando ni las menos agraciadas del pueblo los podían ni ver...
Sigo?
..Y, no, no hablo de terratenientes, hablo de minifundistas, conozco el paño y alguien se acercará zaherido por el comentario si ve mi nombre y da con esta opinión, mucho más escabrosa e hiriente si se conoce en el tema.
Los intermediarios(no lo soy) creo que son un mal necesario, los mayoristas..H...Put.., pero no se ha inventado una manera de que los urbanitas vayan a coger los albaricoques y se suban a los árboles. Si, como ahora sucede que la gente viaja mucho, en lugar de ir al hiper...pásate por la huerta de algún buen agricultor que estará encantado de darte con el pimiento...dependiendo de la oferta.